Una de cada cinco niñas teme por su seguridad a causa de mentiras difundidas en línea (encuesta global) | Plan International Pasar al contenido principal

Una de cada cinco niñas teme por su seguridad a causa de mentiras difundidas en línea (encuesta global)

4 Octubre 2021
De acuerdo con “Entra la Verdad y la Mentira”, un nuevo informe elaborado por Plan International, una de cada cinco niñas (20%) siente inseguridad física como consecuencia de la información falsa publicada en internet.

El estudio resume los hallazgos de una encuesta realizada a más de 26.000 niñas y mujeres jóvenes procedentes de 26 países, entre ellos 5 en América Latina (Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador y Perú) destacando el profundo impacto que la exposición a mentiras y declaraciones falsas tiene un en su desarrollo socio emocional, y en la manera como ellas se involucran en los temas que van desde la COVID-19 hasta la política. Una de cada tres niñas y mujeres jóvenes afirma que la información falsa está afectando su salud mental dado que les provoca estrés, preocupación y ansiedad.

 

Plan International insta a los Gobiernos a impulsar la alfabetización digital para niñas, niños y jóvenes, y señala que los hallazgos dejan al descubierto las consecuencias que provocan la información errónea y la desinformación en la vida real de las niñas y mujeres jóvenes.

 

"Internet moldea las opiniones que las niñas tienen sobre ellas mismas, las cuestiones por las que se preocupan y el mundo que las rodea. Nuestra investigación deja claro que la difusión de información falsa en internet tiene consecuencias en la vida real. Es peligrosa, afecta la salud mental de las niñas, además de ser otro de los obstáculos que les impide participar en la vida pública”, manifestó Bhagyashri Dengle, directora ejecutiva de la política transformadora de género de Plan International.

 

La encuesta destaca que la fuente más confiable de información para el 48% de las encuestadas fueron los principales medios de comunicación, por encima de las instituciones educativas, los miembros familiares y los gobiernos nacionales. Este factor refleja el alto nivel de responsabilidad que tienen los medios y las/os periodistas en la difusión de información veraz que favorezca el sano desarrollo de la sociedad.

 

Por el contrario, las redes sociales fueron identificadas como las más propensas a la difusión de información falsa: el 65% de las niñas y jóvenes señalaron a Facebook como la plataforma que contiene mayor información errónea y desinforma, seguida por TikTok, WhatsApp y YouTube, que obtuvieron un 27%.

 

Algunos datos importantes y preocupantes que arroja el estudio:

  • En el primer estudio mundial a gran escala destinado a examinar los efectos en función del género de la información errónea y la desinformación en línea, se descubrió que casi nueve de cada 10 (87%) niñas y mujeres jóvenes piensan que estas han tenido un impacto negativo en sus vidas.
  • La mayoría de las niñas y mujeres jóvenes encuestadas señalaron que no confiaban en ninguna de las fuentes en línea existentes a nivel mundial.
  • A las niñas y las mujeres jóvenes les preocupa los eventos falsos publicados en las redes sociales ya que las exponen a riesgos físicos. También les preocupan los consejos médicos no confiables que podrían perjudicar su salud.
  • El 28% de las niñas y mujeres jóvenes encuestadas fueron convencidas de la veracidad de una mentira o "dato falso" sobre la COVID-19, y una de cada cuatro niñas y mujeres jóvenes (25%) ha puesto en duda la necesidad de recibir la vacuna contra el virus.
  • Una de cada cinco niñas y mujeres jóvenes (19%) afirma que las declaraciones falsas son tan frecuentes que les ha llevado a desconfiar de los resultados de las elecciones, mientras que una de cada cinco (18%) ha dejado de participar en política o temas de actualidad como consecuencia de ello.
  • Las niñas y mujeres jóvenes de los países de ingresos bajos y medios fueron más propensas a sufrir las consecuencias provocadas por la difusión en línea de información falsa o no confiable, así como dos veces más propensas a cuestionar si era necesario vacunarse (31%) que aquellas provenientes de países de ingresos altos (16%).
  • La encuesta también halló que siete de cada 10 niñas y mujeres jóvenes (67%) nunca habían aprendido a detectar la información errónea o la desinformación en la escuela.

De acuerdo con Charlotte*, 23, de Gales, la abundancia de información falsa que existe en internet puede dejar a las personas en una situación de extrema vulnerabilidad. "Creo que a veces hay ausencia de responsabilidad en el mundo digital y las personas pueden simplemente hacer cosas sin saber las repercusiones de sus actos", explica.

 

A su testimonio se une el de Mía, 20, de Kenia: "Vivimos en un mundo donde todo ocurre en internet. Todo lo hacemos de manera digital. Por lo tanto, creo que debería impartirse [alfabetización digital] en las escuelas... tanto en la escuela primaria y secundaria como en las universidades. De modo que cuando crezcamos, tengamos una mejor educación sobre cómo utilizar nuestras plataformas digitales".

 

Y de acuero a Dora, 15, de Perú "La manera en la que usaban las redes sociales y plataformas digitales hace tres años no es la misma que la de hoy. Antes pasaba por alto muchas cosas y pensaba, por ejemplo, esta organización no mentiría; esto debe de ser verdad'. Actualmente, me tomo mucho más tiempo para verificar la información, hacer clic en el enlace y revisarlo".

 

“Todos los días, las niñas y mujeres jóvenes en toda su diversidad son bombardeadas en internet con mentiras y estereotipos sobre su cuerpo, quiénes son y cómo deberían comportarse. Se manipulan las imágenes y videos con el objetivo de cosificarlas y avergonzarlas. Se difunden rumores como forma de abuso. Y las niñas tienen realmente miedo de que los eventos y perfiles falsos las atraigan y las hagan caer en situaciones peligrosas en el mundo real", continuó Bhagyashri Dengle, de Plan International.

 

Como parte de su campaña Niñas con Igualdad, Plan International ayuda a las niñas de todo el mundo para que exijan a los Gobiernos que tomen medidas inmediatas para aumentar la alfabetización digital de niños, niñas y jóvenes, a obtener los conocimientos y habilidades para identificar la información falsa y participar con confianza en los espacios en línea.

 

Dengle concluye: "La verdad es crucial para que las niñas tomen decisiones seguras y tengan el poder y el control de sus vidas. Pero en este momento, las niñas no saben qué creer, en quién confiar y dónde buscar información veraz.

 

Debemos dotar a las niñas y niños de las herramientas necesarias para que puedan afrontar un mundo cada vez más digital. Por este motivo, nos unimos al pedido de las niñas de que se incluya la alfabetización digital en su educación".

 

Ver estudio completo aquí

 

Puede firmar la petición pidiendo se les capacite a ellas y a todos los niños en la alfabetización digital:

 

*Se han modificado los nombres de las niñas para su protección.