Las niñas y las jóvenes del mundo se sienten excluidas continuamente de la política, según una nueva investigación de Plan International

Niña hablando al micrófono
Foto de archivo

Según una nueva investigación de Plan International, las niñas y las jóvenes del mundo se sienten excluidas continuamente de la política

Una encuesta mundial realizada a 29.000 niñas y mujeres de 15 a 24 años procedentes de 29 países (incluyendo a Brasil, Ecuador, Colombia, y Perú de la región de América Latina y el Caribe) revela que las encuestadas se enfrentan a importantes obstáculos a la hora de participar en actividades políticas y se sienten poco representadas por los actores políticos. Solo la mitad (50 %) piensa que las personas de su comunidad consideran aceptable que las niñas y las jóvenes participen en actividades políticas. De hecho, una de cada cinco (19 %) está convencida personalmente de no hacerlo.

Una de cada tres (34 %) considera que las y los políticos adoptan medidas sobre los temas que les conciernen a ellas y, además, solo una de cada diez (11 %) de las encuestadas se muestran satisfechas con las decisiones que toman las y los dirigentes sobre las cuestiones que les afectan. Además, la encuesta revela que menos de la mitad de las consultadas (39 %) consideran que las y los políticos representan a las comunidades a las que sirven.

Niñas, mujeres jóvenes y participación política

El informe llamado «Niñas al Poder Ahora: niñas, mujeres jóvenes y participación política» se publica antes del Día Internacional de la Niña y se basa en una encuesta realizada a niñas adolescentes y mujeres jóvenes en 29 países. También se llevaron a cabo entrevistas detalladas con niñas y mujeres jóvenes en 18 de estos países.

El estudio reveló que una mayoría clara le daba mucha importancia a la política, ya que el 97 % de las encuestadas consideraba que es importante participar en la política, y el 83 % afirmaba que lo habrían hecho personalmente. A pesar de ello, las niñas y las mujeres jóvenes son excluidas normalmente de los procesos políticos por la edad y el género: tan solo una de cada tres (31 %) afirmaba que no siente que la política esté abierta a su compromiso o participación.

Casi la mitad (45 %) de las encuestadas piensan que los representantes políticos de su país no entienden sus opiniones. Esta cifra alcanza el 59% entre aquellas pertenecientes a un grupo de minoría étnica, al colectivo LGBTQ+ o con algún tipo de discapacidad.

Piensan que somos demasiado jóvenes para hablar de ello, que no sabemos nada… porque es una chica la que habla, y pensarán que no es una prioridad.

Amanda de Brasil, 15 años

«Nuestra investigación, que representa las opiniones de miles de niñas y mujeres jóvenes de países con diferentes culturas, niveles de ingresos y contextos cívicos, ha revelado que, en su inmensa mayoría, las niñas son políticas. Pero en todo el mundo se les sigue negando el derecho a tomar las decisiones que más afectan a sus vidas. Como niñas y jóvenes, se les descalifica erróneamente por ser «demasiado jóvenes» para aportar valor. Al mismo tiempo, siguen viéndose limitadas debido a las arraigadas desigualdades de género que hacen que las niñas y las jóvenes se enfrenten a más obstáculos para acceder a los espacios de toma de decisiones que los niños y los jóvenes. Estas dificultades se agravan aún más si las niñas proceden de un entorno de pobreza, pertenecen a una minoría étnica o son parte del colectivo LGBTQ+. Es fundamental que las voces de las niñas y las jóvenes sean escuchadas. Fundamental como un derecho, fundamental para configurar las políticas y las decisiones que conforman sus vidas y fundamental para lograr la igualdad de género,» Stephen Omollo, Director General de Plan International.

A nivel mundial, los hombres siguen teniendo la representación y el liderazgo político, ya que solo uno de cada cuatro (26 %) parlamentarios nacionales son mujeres y solo el 1 % son mujeres menores de 30.

El informe revela que una de cada tres (32 %) encuestadas afirma no ver a ningún político que le inspire a participar en política. Además, otro 40 % cree que las mujeres políticas sufren abusos e intimidaciones, y que son juzgadas por su forma de vestir o su apariencia.

Niñas al Poder Ahora

«…piensan que somos demasiado jóvenes para hablar de ello, que no sabemos nada… porque es una chica la que habla, y pensarán que no es una prioridad,» Amanda de Brasil, 15 años.

«Durante generaciones, nos han vendido una imagen… Si cierro los ojos e imagino a un representante político, pienso inmediatamente en un hombre con una corbata porque esas son las imágenes que nos venden… No vemos inmediatamente a una mujer o a una joven. Por eso es difícil que la gente crea que una mujer pueda formar parte de esos espacios. Es un comportamiento que hemos aprendido de generación en generación,» Aurora de Ecuador, 20 años.

A pesar de ello, la mayoría (56 %) de las niñas y jóvenes en edad de votar en su país han participado en unas elecciones nacionales o locales y una de cada cinco (20 %) dice que se ve a sí misma como candidata a un cargo político en el futuro. Una de cada cinco (17 %) incluso se atrevió a afirmar que se veía como primera ministra, presidenta o dirigente nacional.

En vísperas del Día Internacional de la Niña, Plan International ha publicado un Manifiesto redactado por jóvenes activistas, en el que se pide a los políticos y a otros dirigentes de todo el mundo que apoyen a las niñas y a las jóvenes para que participen en la política. Esto incluye aumentar la educación cívica, crear más políticas y estrategias que faciliten la participación significativa de las niñas y jóvenes en la política y adoptar un enfoque de tolerancia cero ante la violencia contra las mujeres activistas y políticas.

Este manifiesto es la esencia de «Niñas con igualdad», la campaña de Plan International que aboga por un mundo en que las niñas y jóvenes, en toda su diversidad, tengan la posibilidad de tomar decisiones sobre sus vidas y de dar forma al mundo que las rodea.