Plan International exhorta al respeto de los derechos humanos de los niños y las niñas detenidos en la frontera de Estados Unidos | Plan International Pasar al contenido principal

Plan International exhorta al respeto de los derechos humanos de los niños y las niñas detenidos en la frontera de Estados Unidos

11 Julio 2019
Plan International Latinoamérica y El Caribe, como organización humanitaria y de desarrollo que promueve los derechos de la niñez, manifiesta su preocupación ante la situación de alto riesgo y vulnerabilidad a la que están siendo expuestos las niñas, niños, adolescentes, jóvenes migrantes y sus familias. 

11 julio 2019

La difusión del informe oficialde la Inspección General del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos,  revela y alerta acerca de las condiciones extremas de los inmigrantes detenidos en comisarías de la frontera de Estados Unidos. Este informe confirma la situación que desde hace meses han denunciado congresistas, abogados y activistas y que dan cuenta de múltiples violaciones a los derechos de la niñez. La investigación detalla incumplimiento en el acceso a higiene, ropa limpia y alimentación adecuada por partes de niños y niñas, ademas de riesgos relacionados a su salud producto de celdas abarrotadas.

Plan International Latinoamérica y El Caribe, como organización humanitaria y de desarrollo que promueve los derechos de la niñez, manifiesta su preocupación ante la situación de alto riesgo y vulnerabilidad a la que están siendo expuestos las niñas, niños, adolescentes, jóvenes migrantes y sus familias. 

“Es obligación de los Gobiernos garantizar la protección de niños y niñas, especialmente de aquellos quiénes son más vulnerables. Los niños y niñas son víctimas de la migración forzada debido a las condiciones de pobreza, violencia y falta de oportunidades que enfrentan las familias, obligándolos a abandonar sus países, aún poniendo en riesgo sus vidas”, expresó Debora Cobar, Directora Regional de Plan International Latinoámerica y El Caribe. 

Además se exhorta, de manera inmediata, que los gobiernos de los países de origen, de tránsito y de acogida tomen las medidas y las acciones que garanticen el goce pleno de los derechos y un trato digno y respetuoso de la población migrante. 

Las causas de los desplazamientos migratorios forzados  son diversas, entre las que se encuentra la violencia directa contra las niñas, adolescentes y mujeres en los países del triángulo norte; solo en el 2,013 se registró un total de 1,612 feminicidios (1). Estas cifras convierten a la región en una de las más peligrosas del mundo para ser niña y mujer. Segundo el comité de Naciones Unidas contra la Tortura[2], en Guatemala en el 2012 se registraron 709 feminicidios; en el caso de Honduras se registraron 1,464 casos de feminicidios entre el 2,003 al 2,010; y en El Salvador se registraron 386 feminicidios en 2018. Según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre los años 2010 al 2015, 2,592 mujeres y niñas han sido  asesinadas. 

 

De acuerdo a lo establecido en el derecho internacional humanitario (DIH)  existen graves consecuencias humanitarias que generan estos movimientos migratorios, por lo que se requiere una atención específica a las necesidades en materia de protección y asistencia humanitaria a los migrantes. 

 

Como países que conforman uno de los principales corredores migratorios de la región, los directores de Plan International en El Salvador, Guatemala y Honduras se pronuncian ante el evidente irrespeto a los Derechos Humanos de la población migrante:

“Con profundo dolor lamentamos la muerte de niñas y niños en el angustioso trayecto para migrar de sus países. Decenas de niñas y niños viajan no acompañados exponiéndose a una infinidad de riesgos. Debemos comprender que la migración irregular se trata de una crisis y que por tanto se necesitan soluciones integrales para detenerla y que involucrarán el trabajo articulado de los diferentes actores de la sociedad, incluyéndonos a nosotros como organismos internacionales. Las familias necesitan apoyo para que no sea una opción abandonar sus países”. Carmen Elena Alemán, Directora de País de Plan International El Salvador.

Andrea Amado, Directora en funciones de Plan International Guatemala hace referencia a los Derechos Humanos de la niñez:“Las niñas y los niños que se encuentran en esta situación, deben ser protegidos y recibir los cuidados necesarios, que tendría cualquier niña o niño a su edad. Los Derechos Humanos básicos deben ser garantizados, en cualquier circunstancia.”

“Las niñas y los niños terminan en una situación de mayor vulnerabilidad ya que viven un mayor impacto psicológico de violencia. Es responsabilidad del Estado brindar protección especial y garantizar los derechos de la niñez bajo el Principio del Interés Superior del Niño. Es inaceptable que las niñas y los niños estén teniendo consecuencias graves a lo largo de sus vidas producto de la movilidad humana.” indicó Marcelo Villalvir, Director Interino de Plan International Honduras.

Es una responsabilidad de los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala, garantizar las condiciones sociales, económicas y políticas para que sus ciudadanos puedan sentirse seguros y protegidos en sus propios países y disminuir la migración.

Plan International, a través de un comunicado publicado el 19 de junio, urgió a revertir la política de inmigración“Cero tolerancia” y que se finalice con la práctica de separación forzada de familias, incluyendo la detención de niños y niñas.Como país de acogida, el Gobierno de Estados Unidos debe tomar, de forma urgente, todas las medidas necesarias yreconozca de los derechos de las personas migrantes y evite la criminalización de la migración sobre todo en el caso de la niñez migrante no acompañada, revierta y mitigue la crisis que vive la población migrante en las fronteras

 

A México como país de tránsito que reconozca los derechos de las personas migrantes, facilite condiciones o mecanismos de repatriación o asilo según lo consideren en cada caso en particular, continuar con el apoyo a los países expulsores a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional en el marco de cooperación sur / sur.      

Plan International solicita a los Estados de El Salvador, Guatemala y Honduras:

  1. Llamar la atención sobre la crisis humanitaria en el Triángulo Norte de Centroamérica a nivel internacional, asegurando que todas las partes interesadas y principalmente los Estados, reconozcan la importancia de responder a las necesidades humanitarias y al derecho de protección, en especial de los niñas y niños. 
  2. Desarrollar programas que erradiquen la violencia social y generen oportunidades económicas para jóvenes que logren mitigar la migración y el desplazamiento forzado en sus países.
  3. Establezcan marcos normativos que reconozcan los derechos humanos de las personas migrantes que puedan permitirles un trabajo coordinado en la atención de la población migrante en la subregión del triángulo norte de CA
  4. Garantizar la coordinación de las partes comprometidas propiciando una respuesta rápida, eficaz y basada en principios humanitarios.
  5. Movilizar y comprometer a toda la gama de instrumentos financieros y  mecanismos para garantizar que se satisfagan las crecientes necesidades humanitarias generadas por el fenómeno de la migración.
  6. Promover el liderazgo humanitario y los mecanismos de coordinación a nivel nacional y regional.
 

[2]Comité de las NNUU contra la Tortura, Observaciones finales sobre los informes periódicos quinto y sexto combinados de Guatemala, adoptados por el comité en sus 50° período de sesiones (6 – 13 de mayo del 2013)