Nancy, la productora de queso | Plan International Pasar al contenido principal

Nancy, la productora de queso

“Cuando una Puerta se Cierra, otra se abre”, dice Nancy (24), quién vive en una comunidad rural de Caaguazú en Paraguay.

“Cuando una Puerta se Cierra, otra se abre”, dice Nancy (24), quién vive en una comunidad rural de Caaguazú en Paraguay.

Luego de empezar un negocio de venta de leche, ella se vio forzada a cambiar de rumbo cuando el negocio fue mal. Así, Nancy decidió hacer queso y venderlo, usando leche de su propia vaca.

Luego de formar parte de las capacitaciones de habilidades para la vida a través del programa Sape’a de Empleabilidad y Emprendimiento de Plan International, Nancy supo cuán importante era ser flexible y tener la voluntad de adaptarse a nuevas situaciones.

“Cuando armas un plan de negocios, siempre tienes que tenés más de una opción de producción. La comercialización es muy importante”, explica Nancy.

Nancy es una de las 8,000 jóvenes beneficiadas del proyecto Sape’a, desarrollado para mejorar la situación social y económica de adolescentes y jóvenes de comunidades rurales en Paraguay.

Según un estudio de UNFPA del 2015, el 15.5% de los jóvenes en este país no trabajan ni estudian. De este grupo, el 74.1% son mujeres. Esta situación es producto de la falta de acceso a capacitaciones en áreas rurales, así como la ausencia de un fondo para emprendimientos y, a nivel cultural, la discriminación basada en género.

Sape’a (“abre tus ojos” en guaraní), es el resultando de un acuerdo entre Plan International y el Ministerio de Trabajo de Paraguay. 

Como parte del programa, co-financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional, Nancy aprendió cómo preparar un plan de negocios y a desarrollar las habilidades de vida necesarias para mantener su propio emprendimiento.

“Durante la capacitación, aprendes cómo planear tu producción, a organizar tu tiempo y considerar los insumos de calidad que necesites”.

Nancy ahora lleva una industria próspera de producción de queso y puede brindar sustento a ella misma y a su familia. 

“Ahora estoy más que feliz ya que el proyecto me ha dado una mejor calidad de vida”, dice Nancy.