“Nos fuimos del país para buscar un mejor futuro” | Plan International Pasar al contenido principal

“Nos fuimos del país para buscar un mejor futuro”

Andrés y su familia hacen parte de los más de cuatro millones de venezolanos que han salido del país debido a la inseguridad y la falta de acceso a alimentos, medicamentos y educación. “Nuestros hijos estaban siendo muy insistentes y por eso tomamos la decisión de irnos. Ellos sienten que no hay futuro en Venezuela”, explica Maritriny.

"En Venezuela no podíamos vivir en paz, no podíamos ir a la escuela y no teníamos oportunidad de crecimiento. Por eso nos fuimos”, dice Andrés, de 16 años. El adolescente se fue de Venezuela con sus padres Maritriny y Oswaldo y con su hermana Andrea. Hace seis meses llegaron a Perú.

Andrés y su familia hacen parte de los más de cuatro millones de venezolanos que han salido del país debido a la inseguridad y la falta de acceso a alimentos, medicamentos y educación. “Nuestros hijos estaban siendo muy insistentes y por eso tomamos la decisión de irnos. Ellos sienten que no hay futuro en Venezuela”, explica Maritriny.

Andrés y su familia viajaron más de 2.9000 km desde Carabobo (Venezuela) hasta Tumbes (Perú), donde se instalaron y empezaron con su nueva vida. Fue muy difícil para ellos el dejar a sus seres queridos y empezar de nuevo en otro país, donde no conocían a nadie y dónde no tenía dónde vivir. 

Instalarse no ha sido una tarea fácil. Pese a que tanto Maritriny como Oswaldo tienen estudios superiores en educación y en ciencias e ingeniería técnica, respectivamente, ninguno ha encontrado trabajo. Junto con otro medio millón de migrantes y refugiados, la familia está aplicando al permiso de residencia temporal, que les permite trabajar formalmente en el país y pagar impuestos durante un año. Así mimos, el permiso también les asegura el acceso a los servicios nacionales de educación y salud.

En lo que reciben sus permisos, Maritriny and Oswaldo venden jugos en los mercados locales. “Nos sentimos entusiasmados cada vez que un peruano nos apoya comprando nuestros productos”, menciona Maritriny. 

Con la esperanza de ayudar a sus compatriotas en Tumbes, Andrés decidió unirse al Proyecto de Entornos Seguros de Plan International, con el apoyo de ACNUR. La iniciativa apoya tanto a familias venezolanas como peruanas brindándoles información para prevenir la violencia, el acoso y abuso sexual. 

Andrés trabaja para crear espacios seguros, libres de violencia, sin importar la nacionalidad o el estatuto migratorio. “Esta ha sido una experiencia invaluable para mí. Cuando me acerco a mis connacionales, ellos eme escuchan y siento que la información que les estoy dando les ayuda. Eso me hace sentir seguro y me trae paz mental.” 

Como parte del equipo de promotores, Andrés fue entrenado en temas de prevención de la violencia, igualdad de género y protección. “He aprendido que nadie puede ejercer violencia contra otras personas, que los hombres y las mujeres son iguales y tienen los mismos derechos”.

Andrés sueña con ser un gran mecánico industrial, para así reconstruir su país. Confía en que su vida en Perú le permitirá cumplir con dicho sueño.