El poder de la hermandad y el empoderamiento femenino | Plan International Pasar al contenido principal

El poder de la hermandad y el empoderamiento femenino

En octubre de 2019, Crislani, una niña de 16 años que vive en el área rural de Teresina, se convirtió en vicegobernadora de Piauí y llevó el mensaje de igualdad a uno de los espacios de poder más grandes del estado. "Estamos empoderadas y vamos a empoderar a otras chicas, porque juntas somos más fuertes y juntas vamos a cambiar esta realidad muy violenta y desigual en la que vivimos", manifestó Crislani durante su discurso. 

En octubre de 2019, Crislani, una niña de 16 años que vive en el área rural de Teresina, se convirtió en vicegobernadora de Piauí y llevó el mensaje de igualdad a uno de los espacios de poder más grandes del estado. "Estamos empoderadas y vamos a empoderar a otras chicas, porque juntas somos más fuertes y juntas vamos a cambiar esta realidad muy violenta y desigual en la que vivimos", manifestó Crislani durante su discurso. 

 

La acción fue parte de las celebraciones del Día de la Niña 2019. Crislani dice que "nunca podría imaginar que llegaría a este lugar o tendría esta increíble experiencia". Todo comenzó cuando ella empezó a participar en el Proyecto Geração, de Plan International Brasil, a los 15 años. Utilizando la metodología Aflatoun, el proyecto trabaja con niñas y niños sobre el tema de la educación social y financiera y el fortalecimiento de las habilidades para la vida.

 

La niña vive con sus padres y dos hermanos y los ingresos de la familia provienen del trabajo de su padre, cuidador de una granja, y su madre, quién trabaja en el servicio doméstico. Para ayudar en la planificación de su familia, Crislani siempre es muy participativa y asidua en las actividades del proyecto. Aunque se considera una adolescente tímida, siempre expresa sus opiniones y hace preguntas sobre los temas estudiados en las actividades. "Mi sueño es graduarme en Contabilidad y poder ayudar a mi familia".

 

Participar en Geração le cambió la vida. “Me convertí en una chica mucho más segura y ahora sé cuáles son mis derechos. Me siento mejor preparada para alcanzar mis sueños”, dice. Además, la niña logró mejorar otro punto que cree que es muy importante para su futuro: su autoestima. El club en el que participa desarrolló una empresa social llamada "Reflexo do meu", con el objetivo de mejorar la autoestima de las niñas en su escuela, enseñando sobre autocuidado y empoderamiento.

 

“Chicas, ustedes son importantes, no dejen de creer en esto, sigan creyendo en sus sueños y metas, debemos ejercer nuestros derechos como niñas. No dejes que el miedo te impida de hacer esto”, dice ella, que ahora está enfocada en estudiar y cumplir su sueño de ser contadora. 

 

Plan International Brasil mantiene proyectos en cuatro estados brasileños con niños y niñas en busca de una sociedad más justa e igualitaria para todas las niñas y todos los niños.