Plan International responde a la emergencia de la tormenta Eta en Centroamérica | Plan International Pasar al contenido principal

Plan International responde a la emergencia de la tormenta Eta en Centroamérica

6 Noviembre 2020
Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador sufren los daños que dejó el Huracán Eta, el cual se degradó a tormenta tropical pero dejó numerosos zonas afectadas en tres de los cuatro países.

El martes 3 de noviembre el huracán ETA azotó los territorios de Waspam y Puerto Cabezas en Nicaragua como un huracán de categoría 4 con vientos de alrededor de 240 km / h dejando a más de 3000 familias sin comunicación debido al corte de carreteras y al aumento del nivel del agua del río Wawa. El miércoles 4 de noviembre el huracán Eta se degradó a tormenta tropical mientras se trasladaba a Honduras provocando enormes daños que afectaron a 8 departamentos y más de 300.000 personas en dicho país.

La tormenta también causó daños en la parte norte de Guatemala en el departamento de Alta Verapaz, donde alrededor de 25 casas quedaron soterradas debido a un deslizamiento de tierra, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED). Se estima que en todo el territorio Centroamericano el desastre natural ha causado más de 50 muertes.

Plan International ha desplegado su equipo de respuesta humanitaria en todo el territorio para atender rápidamente a la emergencia. La respuesta temprana en Nicaragua, Honduras y Guatemala se enfoca en entregar suministros a las personas refugiadas como agua, alimentos, suministros de higiene y material de prevención del COVID-19; de igual forma, por nuestro enfoque en los derechos y la protección de las niñas se entregan kits de higiene menstrual. En El Salvador el equipo de Respuesta a Emergencias de Plan International está monitoreando de cerca la situación porque a pesar de tener un impacto menor, muchas personas se han refugiado preventivamente por lo que se entregarán kits de higiene, bioseguridad y  kits lúdicos para niñas y niños.

Prevenir la propagación del COVID-19 durante esta emergencia es una prioridad, así como la protección de la niñez en especial a las niñas, una acción fundamental para Plan International apoyando en los refugios para prevenir el abuso o el acoso infantil en lugares donde niñas, niños y adultos conviven durante este acontecimiento.