Pasar al contenido principal

Niñas guatemaltecas reciben el premio #HearMyVoice

Por varios años, un grupo de niñas en Guatemala han trabajado en fortalecer y proteger los derechos de las niñas en su país. En reconocimiento a sus esfuerzos en la prevención del matrimonio infantil, han recibido el premio #HearMyVoice 2018. 

Por varios años, un grupo de niñas en Guatemala han trabajado en fortalecer y proteger los derechos de las niñas en su país. En reconocimiento a sus esfuerzos en la prevención del matrimonio infantil, han recibido el premio #HearMyVoice 2018. 

 

Álida, Mayra, Mely and Jaquelin son cuatro de 40 niñas que recibieron el premio que se otorga desde 2015 por Plan International Noruega en asocio con el autor y drecir de Innovation Norway, Anita Krohn Traaseth.

 

El premio también incluye un fondo de 5,000 euros que las jóvenes han decidido usar el fondo a un nuevo proyecto para generar consciencia y prevenir el matrimonio infantil en regiones rurales. 

 

“Este premio es importante para nosotras porque podremos llegar a las comunidades más remotas con información sobre los derechos de las niñas  y explicar que la ley ahora implica que el casamiento antes de los 18 años es ilegal” explica Álida de 23 años.

 

“La gente aquí desconoce la prohibición. Necesitan saberlo para que podamos ponerle fin al matrimonio infantil”, explica Alida, quien vive en la región de Alta Verpaz, en el norte de Guatemala donde se registan los más elevados niveles de pobreza que potencian las posibilidades de matrimonio infantil.  

 

Las jóvenes esperan fomentar un mejor futuro para otras chicas que están creciendo en la región. “Mi sueño es que los derechos de las niñas sean más claros, que haya espacio para que nosotras tomemos nuestras propias decisiones, que nuestros derechos sean respetados y que podamos alzar la voz y decir No a las cosas que no nos gustan”, comenta Jaquelin de 13 años.

 

Luego del entrenamiento, las chicas diseñarán, coordinarán e implementar el proyecto, con nuestro apoyo. “Queremos  enseñarles a otras chicas sobre sus derechos llegar a las comunidades más remotas”, explica Mely de 14 años. 

 

Plan International está trabajando en empoderar las niñas y jóvenes mujeres de Guatemala. Invitamos a niñas entre 13 y 24 años a participar de talleres locales para que puedan aprender de sus derechos y aumentar sus capacidades de liderazgo y autoestima. 

 

El grupo de chicas estuvo al frente del reciente cambio de las leyes de matrimonio infantil en el país, que anteriormente permitía a las niñas a casarse a la edad de 14 años. En 2015, una prohibición del matrimonio infantil por debajo de los 18 años fue establecida pero continuó teniendo un vacío legal dentro del Código Civil, que hizo posible que niñas de 16 y 17 años contrayeran matrimonio si un juez consideraba que la unión era para bien de la niña”.

 

Al juntar firmas y hacer lobby en el gobierno para el cambio en la legislación, las niñas se convirtieron en parte de la historia cuando el 17 de agosto del 2018, Guatemala se convirtió en el cuarto país de Latinoamérica en ejecutar una prohibición completa del matrimonio infantil. 

Tras el éxito logrado, las chicas están firmes en asegurar que la ley sea implementada de forma absoluta y han creado su proyecto para intensificar los esfuerzo para prevenir el matrimonio infantil en el país. 

“Necesitamos generar consciencia acerca de los derechos de las niñas, aunque el desafío más grande es que casi todos aceptan el matrimonio infantil”, cuenta Mayra de 21 años, quién ha hecho campaña por este cambio por cinco años.