Pasar al contenido principal

Las necesidades de las niñas de la caravana migrante de Centroamérica debe ser priorizada, dice Plan International

Plan International, organización humanitaria y de derechos de la niñez, hizo un llamado urgente por la priorización de las necesidades de los miles de niños y niñas desplazados desde Honduras, con una atención específica a las necesidades de las niñas.

(Londres): Plan International, organización humanitaria y de derechos de la niñez, hizo un llamado urgente por la priorización de las necesidades de los miles de niños y niñas desplazados desde Honduras, con una atención específica a las necesidades de las niñas.

En los últimos días, un grupo de 7,233 hondureños dejaron su país para atravesar Guatemala y México hacia Estados Unidos, incluyendo 2.377 niñas y niños, según fuentes oficiales. Esto arroja un total de 14.000 migrantes hondureños que han dejado el país este año.

Los niños y niñas, quiénes se encuentran en áreas inseguras, enfrentan un elevado riesgo de violencia, abuso, explotación y abandono, preocupa a Plan International. Las niñas y jóvenes mujeres enfrentan riesgos especiales debido a su edad y género y usualmente se convierten en el objetivo de violaciones de sus derechos tales como la violencia sexual.

 

Niños y jóvenes de todos los géneros también están en riesgo de ser separados de sus padres en las fronteras.

 

Belinda Portillo, Directora de Plan International Honduras dijo:

 

“Todos los niños y jóvenes desplazados desde Honduras deben gozar del respeto pleno de sus derechos por parte de los derechos humanos internacionles y la ley humanitaria internacional, independientemente  de su status migratorio o las razones de su desplazamiento”.

 

Es crucial que los Estados receptores prioricen el enfoque basado en derecho en sus políticas migratorias. Hacemos un llamado a los gobiernos de Guatemala, México y Estados Unidos de asegurar que de ninguna forma ningún niño o niña sea separado de su familia.

 

“Ellos deben asegurar que sus políticas migratorias sean sensibles al género y a la edad, teniendo en cuenta las diferentes experiencias y necesidades de las niñas, niños, mujeres y hombres, incluyendo las vulnerabilidades específicas de las adolescentes”. 

 

La respuesta de Plan International a esta crisis se enfoca en brindar apoyo psicosocial y atención médica  a mujeres y niñez sin compañía quienes están regresando a Honduras, como la asistencia con transporte hacia sus comunidades cuando sea necesario.

 

Fuentes oficiales indican que 1.107 de aquellos quiénes se fueron en días recientes han retornado, entre ellos 126 niñas y niños. Desde 2014, más de 42.000 niños y jóvenes migrantes han retornado a Honduras.

 

“Seguimos comprometidos con el monitoreo de esta crisis de desplazamiento y continaremos trabajando con los estados, organizaciones de sociedad civil y las Naciones Unidas para brindar asistencia humanitaria a niños y familias desplazadas”, dijo Cobar. “Las soluciones que garanticen su superviviencia y bienestar se necesitan con urgencia”.