La voz y el liderazgo de Cássia | Plan International Pasar al contenido principal

La voz y el liderazgo de Cássia

Con el apoyo de Plan International Brasil, la niña de la zona rural de Maranhão lucha por los derechos de las niñas y planea su futuro. “Mi sueño es graduarme en Trabajo Social y ser una referencia en mi comunidad. Quiero cambiar mi país".

 

Cássia era una niña tímida que vivía en Paço do Lumiar, en la zona rural de Maranhão, con su madre, su tío y sus cinco hermanos: tres niñas y dos niños. En casa, las normas de género determinaron su rutina: ella y sus hermanas hacían todas las tareas domésticas, mientras que sus hermanos jugaban y disfrutaban de su infancia.

 

Pero todo cambió cuando Cássia, con 12 años, conoció a Plan International Brasil. Fue en 2013 que el proyecto “Líderes da Mudança” llegó a la región de Paço do Lumiar. El proyecto promueve la participación activa de los adolescentes en discusiones y reflexiones sobre las desigualdades de género a través de deportes como el fútbol.

 

El enfoque en la igualdad de derechos y oportunidades fueron muy importante para el desarrollo de Cássia. Allí fue cuando la niña pudo cambiar la forma en que se dividían las tareas en su hogar. “Estudié el Estatuto del Niño y el Adolescente, que dice que los jóvenes y los adolescentes son todos iguales. Y nuestros derechos deben ser respetados, las niñas también tenemos derechos. Aprendí mucho y multiplico esto en mi casa y con mis colegas”, dice con orgullo.

 

Cássia participó en otros proyectos que Plan International Brasil desarrolló en su comunidad, como “Gol pela Paz”, “Aprender sem Medo” y la “Escola de Liderança para Meninas” (Escuela de Liderazgo para Niñas). A través de estos proyectos, participó en  discusiones que, a menudo, no estaban presentes en su escuela. Aprendió sobre su propio cuerpo, sobre sus derechos como niña, y aprendió el valor de expresarse y hablar en público para ser una referencia para los jóvenes como ella.

 

Y el contacto de Cássia con Plan International Brasil fue más allá de los proyectos: la niña recuerda con cariño el momento en que fue patrocinada y alentada a continuar aprendiendo y desarrollándose. El apadrinamiento era muy importante, no sólo para ella, sino también para otros niños de la comunidad. “Fue a través de recursos de patrocinio que Plan International Brasil pudo realizar proyectos educativos, actividades para niños y, principalmente, lo que aprendí en el fútbol femenino: derechos y deberes. La ayuda de estos patrocinadores es muy importante para el desarrollo de estos niños y adolescentes”, dice Cássia.

 

Ahora Cássia tiene 18 años y planea su futuro. “Mi sueño es graduarme en Trabajo Social y ser una referencia en mi comunidad. Quiero cambiar la historia de nuestro país. Creo que cuando tengamos líderes responsables, y los jóvenes y los niños vean a estos líderes como un ejemplo, también tendremos una comunidad y un Brasil mejores.”