Adolescentes venezolanas alzan su voz sobre su situación ante Naciones Unidas | Plan International Pasar al contenido principal

Adolescentes venezolanas alzan su voz sobre su situación ante Naciones Unidas

29 Octubre 2020
Mientras que uno de cada cuatro menores de edad venezolanas/os ha sido separadas/os de sus padres y madres, 20% de la niñez migrante viaja sin sus progenitores o sin acompañamiento alguno . Informe revela aumento de matrimonios infantiles en el marco de la crisis económica que profundizó COVID-19.

Cuatro adolescentes expondrán los riesgos y situaciones que enfrentan a diario las niñas, niños y jóvenes mujeres venezolanas dentro y fuera de su país frente a miembros del Consejo Seguridad de las Naciones Unidas y otros gobiernos internacionales, el próximo 2 de noviembre a las 9:00 (hora Nueva York). Las mismas participan de proyectos de las organizaciones no gubernamentales, Plan International y World Vision.

El evento visibilizará los riesgos de protección de la niñez y adolescencia venezolana a nivel regional, antes y después de la pandemia del COVID-19, e identificará oportunidades para apoyar las crecientes necesidades humanitarias de las niñas, adolescentes y jóvenes vulnerables. En menos de cinco años, la situación de Venezuela se ha deteriorado al punto de convertirse en la economía más pobre de la región. Esto ha ocasionado la salida de 5,5 millones de venezolanos y venezolanas, la mayoría de los cuales se encuentran en Latinoamérica. Se calcula que el 25% de esas personas son niños, niñas y adolescentes3.

Las niñas, niños y adolescentes venezolanos se han visto particularmente afectados por la crisis. Pero son las niñas y adolescentes sin registro, ni nacionalidad, o que carecen de documentación, quienes están sufriendo el incremento de la violencia, especialmente la explotación sexual y el incremento de embarazos no deseados y uniones forzadas.

El informe de World Vision denominado, “Espada de Doble Filo: la situación de la Niñez en Venezuela”, que será presentado en el evento, reporta un aumento en los matrimonios infantiles, producto de la crisis que profundizó la pandemia. Entretanto, 21% de los consultados por dicho estudio, reporta nuevas separaciones familiares por el deterioro de su situación.

“No quería irme porque no quería dejar a las personas que más quería… mi abuela, mis hermanas y mis tíos”, explica Daniela*, una adolescente migrante de 12 años que vive en Colombia con su mamá en una ciudad distinta a su hermano menor y a cuyo padre no ve hace tres años, desde que migró a Perú.

Julieth, una madre adolescente de 17 años, narra que “muchas personas se han alejado, casi nadie se alegró por mi cuando me gradué y repetitivamente me dicen que lo peor que hice fue salir embarazada a mi corta edad. Lo más duro ha sido no tener el alimento en la mesa, darle la atención que necesita el niño como sus cosas personales por falta de dinero porque no alcanza”.

Sin embargo, salir de Venezuela es igualmente delicado. A los riesgos mencionados, se suman la explotación laboral y el reclutamiento por parte de grupos armados ilegales y bandas criminales. Más del 20% de los niños y niñas venezolanos viaja separados de sus familiares o sin ningún tipo de acompañamiento, siendo la mayoría adolescentes.

Debido a la pandemia del COVID-19, las circunstancias han empeorado. La discriminación hacia las poblaciones refugiadas y migrantes ha aumentado y generalmente son estigmatizadas por portar el virus. Consecuentemente, aumentan los casos de desalojo ilegal y explotación laboral.

Escuchar y empoderar a las niñas adolescentes

Pese a la magnitud de la crisis, solo se ha conseguido 30% del financiamiento requerido para solventar las necesidades humanitarias de las más de 12 millones de personas afectadas por la crisis. Plan International y World Vision, dos organizaciones que promueven los derechos de la niñez y que han sido pioneras en dar respuesta a la crisis regional, unen esfuerzos para elevar las voces de niñas, adolescentes y jóvenes mujeres ante tomadores de decisiones a nivel internacional.

“La sobrevivencia y las oportunidades de las niñas, niños y adolescentes venezolanos está severamente comprometida. Su acceso a lo básico como nutrición, salud, educación y protección es precario, sino nulo. El deterioro de la situación de sus familias incrementa su exposición al abuso y la explotación sexual y laboral. La indolencia, no es una opción y la respuesta a esta crisis sin precedentes es dolorosamente tímida. Estamos a las puertas de caer en el triste presagio de una generación perdida, como sucedió en los ochentas”, afirmó Carmen Aurora García, Gerente País de World Vision en Venezuela, quien presentará los resultados del estudio Espada de Doble Filo.

El evento también tendrá la participación, en nombre de la Sociedad Civil, de Veronique Henry, Directora País de Plan International Perú. “Estamos ante una crisis sin precedentes que podrá tener graves repercusiones para la región, en el corto y largo plazo, si no empezamos a implementar mecanismos de atención, consulta y respuesta, a todos los niveles, que garanticen una perspectiva diferencial de género y edad, así como la participación activa de las niñas y adolescentes”.

El evento podrá ser sintonizado el lunes 2 de noviembre a las 9:00 AM (hora Nueva York), previo registro aqui (Exp. 02/11/20)

Estadísticas sobre la crisis en Venezuela

  • 5,5 millones de personas han dejado Venezuela (alrededor de 25% son niños, niñas y adolescentes) (R4V)
  • 7 millones de personas requieren asistencia humanitaria dentro de Venezuela (OCHA)
  • Los embarazos adolescentes en Venezuela se incrementaron en un 65% entre 2015-2019 (Amnistía Internacional)
  • 91% de las niñas y niños en Bogotá no tienen un estatuto regular migratorio (Plan International)
  • 73% de las familias en Venezuela con hijos no tienen suficiente alimento (World Vision). Además,comprar la canasta familiar básica en Venezuela cuesta hasta 116 salarios mínimos (World Vision).
  • Más de 130.000 venezolanos refugiados y migrantes han regresado a Venezuela debido a la pandemia del COVID-19 (Human Rights)
  • Antes de la pandemia, 13% de las niñas, niños y adolescentes no asisten a la escuela en Venezuela y 40% no asiste todos los días. Las principales razones de abandono escolar son: falta de acceso al agua (23%), apagones eléctricos (17%), falta de comida en casa (16%), ausencia de profesores (18%) falta de acceso a transporte (7%) (Encovi)
  • 56% de la niñez y adolescencia venezolana en Ecuador no está matriculada (Banco Mundial) Menos del 15% de los migrantes Venezolanos en Ecuador tienen un estatuto regular migratorio (Banco Mundial)
  • 1 de 4 hogares en Venezuela no tiene acceso a agua potable (Encovi)