Situación alarmante en Centro América por impacto de huracanes (ETA y IOTA), la pandemia del COVID-19 y la niñez en albergues. | Plan International Pasar al contenido principal

Situación alarmante en Centro América por impacto de huracanes (ETA y IOTA), la pandemia del COVID-19 y la niñez en albergues.

18 Noviembre 2020
  • El huracán IOTA de categoría 5 tocó tierra el lunes 16 de noviembre, apenas dos semanas después de que el huracán ETA dejara al menos a 4,2 millones de personas en Nicaragua, Honduras y Guatemala con una necesidad urgente de asistencia humanitaria.
  • En situaciones de desastres y emergencias es esencial tener en cuenta a las poblaciones más vulnerables, las que enfrentan más riesgos y las que están más expuestas, encontrándose entre ellas las niñas, que por su edad y su género tienen mayor riesgo de sufrir casos de violencia y abuso sexual.

IOTA - Nicaragua

Aproximadamente 5 millones de personas se han visto afectadas por ambos huracanes dejando a decenas de miles de personas sin hogar. Aproximadamente 150 mil personas se han refugiado en albergues temporales en los tres países donde el hacinamiento es común y existe preocupación por la seguridad de las niñas, niños y adolescentes, en particular de las niñas.


Al 20 de noviembre, 75.000 personas en Honduras y 24.000 en Guatemala viven en albergues, según cifras del gobierno. En Nicaragua, 50.000 personas vivían en 1195 albergues en todo el país, según cifras del gobierno. De ellos, 70 se encuentran en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Después de días de intensas lluvias e inundaciones, se teme que los deslizamientos de tierra puedan causar aún más devastación. Los casos de COVID-19 están aumentando y también existe la preocupación de que el agua estancada pueda provocar la propagación de enfermedades transmitidas por mosquitos como la Malaria, el Dengue, el Chikungunya y el Zika.

Los equipos de respuesta a emergencias de Plan International están sobre el terreno en los tres países y están trabajando urgentemente para llegar a las comunidades con agua potable, alimentos, servicios de protección infantil, kits de higiene, toallas sanitarias, kits de juego y suministros para prevenir la propagación de COVID-19 con 26.100 personas beneficiadas hasta el momento (al 20 de noviembre).

Plan International requiere un total de 4,1 millones de Euros para responder a las principales necesidades tras la emergencia de ETA e IOTA en los tres países.

“Honduras enfrenta la peor crisis humanitaria de su historia. La llegada del COVID 19 se ha traducido en más de 100.000 casos registrados y casi 3.000 muertes hasta la fecha, y una gran cantidad de casos de dengue, con más de 20.000 personas infectadas. En medio de estas vulnerables condiciones de salud, el huracán Eta azotó el país, dejando zonas del norte del país totalmente inundadas, con pérdidas incalculables de vivienda, cultivos y producción agrícola. Tres millones de personas se han visto afectadas por ETA y 200.000 personas han sido evacuadas.

Durante la fase inicial de recuperación, la tormenta tropical IOTA golpeó, no solo impidiendo la recuperación, sino también profundizando el daño a la infraestructura y dejando a poblaciones enteras aisladas y sin acceso a alimentos y agua. Las familias evacuadas deben trasladarse a refugios abarrotados. Las condiciones actuales incluyen una situación de mayor riesgo y vulnerabilidad para niñas y niños, y como siempre en las crisis humanitarias, los más pobres y excluidos son los más afectados. Las niñas son las más vulnerables en un país donde cada hora, 3 niñas dan a luz y 1 mujer muere por violencia de género. Las niñas, los niños y las familias se encuentran ahora expuestos en lugares de refugio inadecuados y desprotegidos, separados de su tierra y hogar por las circunstancias, y sin posibilidad de atención básica. Las familias han estado expuestas a condiciones vulnerables durante mucho tiempo con Covid19, Eta y hoy IOTA lo que deja más destrucción y dolor en la población.”

Veronica Zambrano – Directora de país plan international honduras

Testimonios de protagonistas:

Darci 16 years old (Nicaragua): "I felt that my house was moving, I looked when the roof was coming off; I was afraid that something would happen to my family and me, that a tree would fall on us or that my house would be flooded by the heavy rains. That's why we ran to the shelter. "

Especial situación de las niñas durante emergencias.

En toda respuesta a emergencias es esencial tener en cuenta a las poblaciones más vulnerables, entre las cuales se encuentra la niñez, en especial las niñas, que por su edad y su género tienen mayor riesgo de sufrir casos de violencia y abuso sexual.


Ya durante la emergencia por el Huracán ETA y luego con la llegada de IOTA, las familias se han visto obligadas a dejar sus hogares y refugiarse en albergues temporales donde el hacinamiento y los espacios reducidos dificultan el garantizar la seguridad y protección de las niñas, niños, adolescentes.  Si ya de por sí las niñas están expuestas a diferentes riesgos, la situación de estos albergues incrementa todavía más los mismos.

Plan International en su experiencia de respuesta a emergencias y desastres en todo el mundo, prioriza la protección de la niñez como eje fundamental de su respuesta, con un énfasis hacia los derechos de las niñas por la mayor vulnerabilidad a la que están expuestas. Es por ello por lo que parte central de su intervención en los 3 países (Nicaragua, Honduras y Guatemala ) va a estar destinada a la protección infantil con énfasis en la prevención de la violencia y el abuso sexual contra la niñez en los albergues y refugios. 


Es fundamental que el Estado garantice que se incorporen dentro de sus acciones de respuesta a las emergencias, iniciativas que contribuyan a la prevención, monitoreo y acompañamiento de casos de vulneración de derechos de la niñez haciendo un énfasis especial en la violencia sexual.