Pasar al contenido principal

Sisal: la planta que empodera a la juventud de Haití

En la actualidad, Haití brinda pocas posibilidades de trabajo a la juventud, especialmente en áreas rurales dónde más de la mitad de la población vive en la pobreza. Para abordar esta situación, Plan International está trabajando en fortalecer las habilidades de la juventud a través de entrenamiento vocacional, actividades de generación de ingresos y creación de empleo. 

En la actualidad, Haití brinda pocas posibilidades de trabajo a la juventud, especialmente en áreas rurales dónde más de la mitad de la población vive en la pobreza. Para abordar esta situación, Plan International está trabajando en fortalecer las habilidades de la juventud a través de entrenamiento vocacional, actividades de generación de ingresos y creación de empleo. 

En sur-este de Haití, 60 niños y jóvenes participan en talleres de capacitación para aprender cómo hacer accesorios usando fibra textil derivada de la planta sisal. 

Luego de tres fin de semanas de capacitación, niños de dos clubes juveniles produjeron una serie de posavados y aretes y pronto comenzarán con la producción de carteras. 

 

“Soy la primera en mi familia en hacer algo más que soga con sisal”, dice Julienne, de 15 años, una de las 40 niñas que participó en el taller y muestra orgullosa su primera creación, un posa vaso. 

 

El Proyecto sisal apunta a empoderar a niños y jóvenes, incentivándolos a aprender nuevas habilidades  y a tener ideas innovadoras para hacer crecer su comunidad y desarrollar sus habilidades de emprendedurismo que les permitirá ganarse el sustento en el futuro. 

 

“Queremos que ellos sean financieramente independientes”, explica Joris Jeudy, uno de los capacitadores. “Esto se hace construyendo sus habilidades para generar sus propios ingresos en sus comunidades.”.

 

Una vez capacitados por completo, los niños quieren incentivas a sus familias y miembros de la comunidad a cultivar plantas de sisal, el material básico para producir sus artesanías.

 

Desde 2018, los niños también aprenderán como hacer macramé usando susal, un arte de tejido de hilo en patrones para hacer elementos decorativos. Plan International los ayudará al preparar un taller donde puedan continuar con la producción, muestra y venta de sus artesanías.

 

“Este proyecto tendrá un impacto significativo y duradero en la comunidad”, dice la facilitadora comunitario Caroline Zéphir. “Nos permite construir capacidades en la niñez y la juventud para contribuir en el desarrollo de sus propias comunidades”.