Pasar al contenido principal

La Historia de Paola

Me casé a los 12 años con un hombre 10 años mayor. Casarme temprano es lo más difícil que recuerdo de mi infancia. Nosotras íbamos al play, él era pelotero y estaba firmado. Andábamos muchísimas amigas mías y ahí nos conocimos. El me tiraba piropos y seguimos saliendo. Fue una muchachada, no sabía si era amor, pero mi familia no lo quería, porque él era mayor que yo. Salí embarazada a los 13 años y hoy tengo una hija de 5.

Me casé a los 12 años con un hombre 10 años mayor. Casarme temprano es lo más difícil que recuerdo de mi infancia. Nosotras íbamos al play, él era pelotero y estaba firmado. Andábamos muchísimas amigas mías y ahí nos conocimos. El me tiraba piropos y seguimos saliendo. Fue una muchachada, no sabía si era amor, pero mi familia no lo quería, porque él era mayor que yo. Salí embarazada a los 13 años y hoy tengo una hija de 5.

Crianza

Yo todo el tiempo he vivido con mi abuela, nunca he vivido con mis papás. La relación con mi mamá es buena, me da mucho consejo para ser otra persona en la vida. La relación con mi papá no es muy buena porque él nunca ha vivido con nosotras.  El recuerdo más bonito de mi infancia fue compartir mucho con mis amigas.

Iniciación sexual

A los 12 años tuve mi primera relación sexual. Me tomó por sorpresa. Sí quería hacerlo pero no sabía cómo era, ni sabía si podía doler o no podía doler, porque no estaba preparada. Si me hubiese llevado de lo que mi abuela me decía no estaría pasando por lo que paso ahora. Ella me dijo: ‘no tienes que estar con ese hombre porque ese hombre es mayor que tú, espera tu tiempo’.

En la escuela a veces dan información sobre salud sexual pero una no se lleva de consejo y lo hace así, porque al ser tan adolescente, una no tiene ese pensamiento como yo tengo ahora. Ahora sé que hay métodos para no salir embarazada, cómo los puedes usar, pero yo antes no sabía.

La relación con un hombre mayor

No es lo mismo estar con un chico que tenga 15 años que con un chico que tenga 23 años. Te lleva mucho por encima. ¿Lo bueno? A veces yo quería hacer algo y él me decía, ‘¡no, no haga eso!’. Tienen más experiencia.

Muchas personas creen que tener una relación con adulto da más libertad. Muchas otras también dicen: “Yo voy ahí porque ese tiene dinero, ese está montado”

El matrimonio

El matrimonio al principio estaba muy bien... después fue cambiando, mi hija fue creciendo y yo tenía más libertad de ir al parque con mi niña. Pero a él no le gustaba. Todo el tiempo era un pleito, un show, un ‘no salgas’. Me hablaba bastante fuerte y entonces yo le decía que él me encontró muy grande para estar controlándome. A mí no me gusta que me controlen.

Nos fuimos alejando más y al fin decidimos desapartarnos. Yo vine para mi casa y él se quedó en la de él. Así hasta el día de hoy.

Embarazo en la adolescencia

Un embarazo a tan temprana edad te va quitando muchísimas cosas que quieres hacer. Tuve que dejar la escuela, ya no era la misma de antes, no sentía que formaba parte de mi grupo, ya tenía otro mundo aparte.

A algunas amistades que yo tenía les prohibieron andar conmigo. En la escuela me sentí extraña, con mucha vergüenza. Tuve que dejarla porque no aceptaban a una persona embarazada. La directora me llamó la atención, me dijo que ya no podía seguir estudiando y que tenía que apuntarme de noche.

Proyecto de vida después del matrimonio

Hace tres años me separé del papá de la niña. Duré dos años sin tener pareja, ahí fui estudiando, me inscribí, acabé el sexto, séptimo y octavo. Ahora estoy en noveno de bachillerato. Me gustaría ser bioanalista, me encanta la ciencia.

Como dicen los viejos: espera que llegue tu tiempo... ponte a estudiar, ponte a hacer alguien en la vida. A las otras niñas le diría que no lleguen a tener un embarazo en la adolescencia.