Pasar al contenido principal

Incidencia en América Latina

Entendemos la incidencia como un proceso participativo y dinámico, en el que los individuos y las organizaciones coordinan esfuerzos para lograr un cambio y una mayor eficacia en la política pública.

Esto es necesario para la plena realización de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
 
Plan entiende, además, que el logro de este nivel de cambio estructural e institucional también requiere cambios en las prácticas, las ideas, los valores y las relaciones de poder que conducen a las desigualdades, la discriminación, la exclusión y otras violaciones de los derechos de todos los sectores de la sociedad.

PRIORIDADES

Hemos identificado tres prioridades en incidencia: Inversión en la Infancia, el embarazo adolescente y mecanismos de protección de la infancia basados ​​en la comunidad.
 

Una característica de la región es la creciente desigualdad en la distribución del ingreso

¿Por qué la inversión en los niños y niñas? Debido a que según la CEPAL, América Latina ha mantenido una década de crecimiento económico sostenido, lo que ha contribuido a la reducción de la pobreza. Sin embargo, el número de latinoamericanos que viven en la pobreza es de aproximadamente 164 millones de personas (27,9% de la población). De ellos, 36 millones son niños y adolescentes.
 
Otra característica de la región es la creciente desigualdad en la distribución del ingreso, ampliando así la brecha de desigualdad. En consecuencia, parte de este crecimiento no está llegando a los niños y niñas.
 
Invertir en los derechos del niño no sólo es una obligación legal sino también una estrategia económica para el desarrollo sostenible a largo plazo.

Regresar a la página inicial de América Latina