Skip to main content

DE LA MANO CON LOS PIPITOS

Como resultado del convenio de colaboración entre Plan Internacional y Los Pipitos, se desarrolló un encuentro de rendición de cuentas con voluntarias y voluntarios, autoridades locales, organizaciones de la sociedad civil, y representantes de las comunidades del departamento de Boaco y Chontales.

Como resultado del convenio de colaboración entre Plan Internacional y Los Pipitos, se desarrolló un  encuentro de rendición de cuentas con voluntarias y voluntarios, autoridades locales, organizaciones de la sociedad civil, y representantes de las comunidades del departamento de Boaco y Chontales.

Las y los participantes reflexionaron sobre la declaración del 11 de octubre, Las niñas movemos Nicaragua, los logros del trabajo realizado por Plan Internacional en Nicaragua, y se abordaron las problemáticas que sufren diariamente las niñas: El embarazo adolescente, el matrimonio temprano y forzado, la violencia sexual, y la invisibilidad a la que están expuestas, por lo tanto, se hizo énfasis en la importancia de empoderar a las niñas y jóvenes para que lideren, participen en espacios de toma de decisiones y contribuyan con el desarrollo de su comunidad.

 

Durante aproximadamente un año, ambas organizaciones han llevado a cabo esfuerzos para obtener los siguientes logros claves: El diagnóstico de casos discapacidad en 16 comunidades, la capacitación a promotoras comunitarias, madres y padres, y la rehabilitación de niñas y niños.

“Me parece bien que nos tomen en cuenta para conocer más a fondo lo desarrollado, así en las comunidades nos mantenemos organizados y damos seguimiento a las acciones que realizan en bienestar de las niñas y niños con discapacidad. Plan Internacional nos ha apoyado en nuestra comunidad y esperamos aprender más y poder transmitir en nuestra comunidad estos conocimientos”, Ervin Bermúdez, 28 años, Monte Fresco.

“Participar en estas reuniones me ha servido para conocer que mi hija puede seguir desarrollándose si le doy cariño, dedicación y amor. Ahora me siento más apoyada y con mejores conocimientos” Amparo Ramirez, 35 años, Teustepe, Madre de niña con discapacidad.