[skip to content]

Más de 300,000 personas afectadas por desastre natural en Centroamérica

Octubre 21, 2011.- Más de 300,000 personas fueron afectadas por las lluvias y derrumbamientos en Centroamérica, en países donde Plan tiene presencia: El Salvador, Honduras y  Guatemala se han visto seriamente afectados por el paso de la depresión tropical 12-E en la región.

 En El Salvador, uno de los países más afectados, se ha sufrido el impacto de una serie consecutiva de fenómenos meteorológicos que mantuvieron al país bajo lluvia constante durante más de diez días, causando 34 muertes, pérdidas irreparables a los cultivos y severos daños a la infraestructura nacional, además de provocar la evacuación de más de 51,600 personas. Oficialmente, los afectados llegan a 150,000, aunque el presidente Salvadoreño ha declarado que un millón de salvadoreños se han visto “impactados”. emerguate
 
La emergencia que se vive por las lluvias es una de las mayores a las que el país se ha enfrentado, debido a intensidad de las precipitaciones, la duración del fenómeno y la extensión del territorio alcanzada: De los 262 municipios de El Salvador, 181 han sido afectados de manera directa, entre ellos los más poblados de las zonas central y costera, zonas donde existe presencia de Plan. 

Se trata de un record histórico, pues en sólo 10 
días se recibieron más de 1,500 milímetros de lluvia, casi la misma cantidad de agua que ocurre durante toda la estación lluviosa, que normalmente sucede entre mayo y noviembre.   

En El Salvador, Plan destinó inicialmente $250,000 para brindar atención de primera respuesta en los municipios más afectados de La Libertad, San Salvador, Chalatenango, Cabañas y Cuscatlán.  Se distribuyeron más de $120,000 en paquetes de higiene para albergues y de higiene personal, así como medicinas y otras medidas de protección para la niñez alojada en los albergues temporales de las zonas donde Plan trabaja. 

Al mismo tiempo, la organización está gestionando la obtención de fondos adicionales para continuar con los esfuerzos de primera respuesta e iniciar a la mayor brevedad los proyectos de recuperación de medios de vida para ayudar a miles de familias que apenas empezaban a reconstruir sus fuentes de ingresos económicos después de las tormentas Ida del 2009 y Agatha del 2010.

El último informe oficial de Guatemala registra que 478,030, personas han sido afectadas por las lluvias, con 35 muertos y 6 desaparecidos, 19 heridos. Hay 12,699 personas en albergues, más de 23,000 fueron evacuadas.  La situación en los albergues ha presentado un incremento de las  infecciones respiratorias.

Veintiocho comunidades de las áreas donde Plan trabaja fueron afectadas y Plan está apoyando 55 albergues con aproximadamente 4,840 personas (2,420 niños y niñas), con filtros de agua, paquetes de higiene personal, alimentación básica, medidas de protección a la niñez, atención psicosocial y la implementación de la metodología “Retorno a la Alegría” A nivel local Plan forma parte de las redes de emergencia locales para promover la protección a los niños las niñas.

Plan está participando activamente en la coordinación de la Red Humanitaria (Human Aid Network) enfocando sus esfuerzos en el Cluster de Protección y apoyando los esfuerzos de otras instituciones como el Ministerio de Salud, la Facultad de Psicología de la Universidad Estatal, UNICEF y otras ONG que trabajan con albergues en el resto del país.

En Honduras, 58,000 personas se han visto afectadas: 12,200 han sido evacuadas, 6,500 están en albergues y 10 murieron. Según cifras oficiales, 75 escuelas también resultaron afectadas por lluvias e inundaciones.

Desde hace una semana Honduras está en estado de emergencia nacional en la zona sur del país, y este estado se mantendrá hasta que los niveles de los ríos dejen de representar una amenaza para la población hondureña, dijeron las autoridades.

Plan está trabajando en el área en apoyo directo en los albergues en las comunidades donde trabajamos, y se e ha solicitado un Flash Appeal de $1.5 millones de dólares para responder adecuadamente a la emergencia.

En Nicaragua también se han visto afectados por el temporal, aunque aún no hay cifras oficiales de cuántas personas han sido afectadas.

Plan busca responder efectivamente a la situación de emergencia regional, canalizando todos sus recursos, capacidades y experiencia hacia esfuerzos por la protección de las niñas y niños de Centroamérica.

Viviendo en albergues

Paola, niña de 3 años.

“Mi muñeca se llama Tita, el río se la llevó”.  

“Hola Paola, ¿cómo estás?” Su rostro me ve fijamente con una mirada llena de esperanza y con una sonrisa que solo podría compararse con un día de verano; en ese momento pareciera que la fuerte lluvia paraba por instante y sol resplandeciente iluminaba todo el lugar, Me contesta: "¡estoy  bien!"  emerhondu

“¿Por qué estás aquí Paola?”, pregunto. “Estoy damnificada”. ¿Damnificada? Vaya palabra para una pequeñita de tres años.  “¿Qué es estar damnificada Paola?” “El río…mi casa…mi muñeca…”  Luego, hace una pausa, mira al horizonte y  me pregunta: “¿Te gusta mi dibujo? ¡Soy yo!”

¡Soy yo!... ¡Claro que era ella! que al igual que cientos de niños y niñas que en este momento están viviendo en condición de albergue continúan siendo ellos y ellas.  Personas con dignidad, identidad, derechos, sueños y particularidades. Personas que a las que sus vulnerabilidades las han hecho víctimas en esta emergencia.  Personas que no necesitan de la lástima de otros, sino de oportunidades para mejorar sus condiciones de vida, de que se respeten y garantice el goce de sus derechos.

Miro a mi alrededor, y observo como los niños y las niñas juegan, ríen,  hablan y reflexionan, junto con las facilitadoras y facilitadores de Plan, quienes esperan que pronto deje de llover, termine esta emergencia y los niños y las niñas puedan regresar a sus casa, regresar a la alegría.